EN / ES
Reserva Natural Calanoa, Río Amazonas. Part 2

Reserva Natural Calanoa, Río Amazonas. Part 2

July 23, 2017

Amazonas, me has robado el aliento y me has conectado a lo más profundo de mi Ser. Mi mente está en blanco, solo quiero sentir, ya no quiero pensar...

Sarah MacMillanBy Sarah MacMillan
Shape Shape

La Madre Tierra. Sienten lo que estoy sintiendo en esta foto? Tanta tanta magia en la naturaleza…⠀

Mi mente está en blanco, ⠀
solo quiero sentir, ⠀
no quiero pensar,⠀
solo quiero S E N T I R…⠀

Sentir la energía,⠀
la selva,⠀
sentir este río de chocolate majestuoso que guarda en él otro mundo desconocido…⠀

Amazonas,⠀
me has robado el aliento y me has conectado a lo más profundo de mi Ser.⠀
Mi mente está en blanco, ⠀
solo quiero sentir, ⠀
ya no quiero pensar…

Así de inspirada me dejaron las aguas del Amazonas que escribí este poema…

Para leer Colombia Part 1 Haz click aquí

Paraísos y este… un río que parece un mar donde se respira vida y paz. Calanoa es la representación del turismo responsable y sostenible ?♻️?????. Todo lo que buscamos en un hotel está representado aquí, en esta reserva natural privada localizada a orillas del río Amazonas, a 60 km de la ciudad colombiana de Leticia, vecina del Parque Nacional Natural Amacayacu y de varias comunidades indígenas Ticuna, Cocama, Huitoto y Bora. Apoyando proyectos conscientes estamos apoyando ese futuro que queremos ver muy pronto. Estoy viendo el cambio y se siente bien apoyar gente que está en nuestro cuento.⠀

Este hotel no es 100% sostenible pero estas son las iniciativas “green” que tienen:

  • Forman parte de la RENASTUR asociación de reservas naturales privadas de Colombia.
  • El agua que se utiliza es agua lluvia.
  • Energía solar, por lo pronto un 50 %, y a final del año 2017 toda la iluminación.
  • Limitan el uso de plásticos en la reserva, y se provee el agua pura; en la cocina es filtrada con filtros de ceramica/carbón y ozono.
  • La arquitectura es un proceso experimental, buscando optimizar los recursos del lugar y con un diseño que permite la ventilación natural. No se requieren ventiladores ni aire acondicionado. Usan una variedad de palmas y maderas para no hacer presión sobre solo una especie; Aprovechan los árboles caídos por el viento, y están permanentemente sembrado árboles maderables y palmas. Todo el trabajo de construcción y mantenimiento es con la gente local.
  • Limitan el uso de materiales sintéticos.
  • Los alimentos son productos locales, orgánicos y frescos que se compran en las comunidades cercanas o se siembran en la reserva. La gastronomía de Calanoa es una fusión de las tradiciones amazónicas locales con la cocina brasilera, colombiana y peruana. Hacen su propio pan que es deli.
  • Se han sembrado árboles frutales para atraer la fauna silvestre y de esta forma manadas de micos, aves y mamíferos viven en Calanoa sin ningún miedo y con el bosque restaurado.
  • Trabajan con 26 familias de las comunidades en capacitación continua, aprendiendo de ellos sobre el Amazonas y viceversa. Toda la operación es realizada con la gente local.
  • Se hace reciclaje de basura y se usa el compost.
  • No recibimos mas de 20 pasajeros para minimizar el impacto en el lugar.
  • El bosque de Calanoa es 90% primario y están en proceso continuo de restaruración.
  • Tienen una fundación que trabaja en proyectos de arte, educación, comunicación, salud y becas a estudiantes indígenas universitarios. Todo esto en favor a la conservación de la amazonía y el desarrollo sostenible de las comunidades alrededor de la reserva.
  • Bajo el mismo principio, se ha iniciado con la comunidad de Mocagua el establecimiento de un Jardín Botánico, una colección de plantas útiles de la región amazónica y lugar de intercambio de variedades y semillas entre las comunidades vecinas.
  • El restaurante ofrece menú vegetariano, pero debe pedirse con anterioridad.
  • Han trabajado de esta forma por casi 40 años en la Amazonía.

Solo se llega a @calanoa_amazonas por lancha rápida desde el Puerto de Leticia, ya que queda sobre el Río Amazonas y se demora aprox. 90 minutos. El puerto está lleno de lanchas, las maletas se ponen encima del techo sin amarres y todo el mundo entra con chaleco salva vidas y se sienta. Hay muchísimos turistas extranjeros de todas partes del mundo, se oyen varios idiomas pero prevalecen el español y el inglés. Todos lo que estamos de paso nos preguntamos hacia dónde vamos, la curiosidad de saber qué tantos lugares hay por conocer y nos vamos dando cuenta que las opciones son infinitas. Las lanchas rápidas salen a tiempo y salen 3 veces al día, así que hay que llegar a tiempo cosa que no se acostumbra en Colombia. Habíamos comprado los tiquetes el día anterior así que estuvo tranquilo.

El viaje en el río es inspirador e impresionante. La primera vez que lo vi sentí lo mismo que sentí en cualquier lugar donde la naturaleza es imponente, majestuosa y poderosa. Me quedé sin palabras, se me olvidó que podía filmar, que podía tomar fotos y me envolvió el momento presente donde solo quería disfrutar de tanta belleza junta. El río divide 3 países y tenía a mano izquiera a Perú, a mano derecha a Colombia y atrás nos íbamos alejando cada vez más de Brasil. Me sentía libre, como si no fuera de ningún país, como si no necesitara pasaporte, me sentía literalmente ciudadana del mundo.

La lancha para rápidamente en cada comunidad como un bus dejando gente, dejando encargos y desapareciendo nuevamente en el mar de aguas chocolate. Tienen banderitas pequeñas de estos 3 países que me encantó, da un aire de que todos queremos la paz, de que todos somos latinos y de que las barreras son creaciones humanas.

Nuestra parada llegó y sólo se veía un muelle y un balcón en forma de barco, nada del otro mundo, nada que evidenciara el paraíso que vivía detrás. Subimos las escaleras y un letrero en acero nos confirmaba que estábamos en el lugar correcto, que habíamos llegado a Calanoa. Y así de fácil, nos entregamos a la experiencia y nos dejamos seducir.

Nos esperaban, nos llevaron las maletas a la cabaña mientras nos sentábamos almorzar en el comedor en un kiosko hermoso con vista al Amazonas. La comida, los jugos naturales, el postre, el café, todo sabía delicioso. Está organizado con mesas comunales para compartir con todos los huéspedes, y tiene toldillos para que no entren los mosquitos. El repelente es vital y es imposible salir sin él. Les recomiendo un repelente natural para la piel y uno bien fuerte para echarse sobre la ropa. En mi caso como ya saben soy amante de doTerra entonces usé el TerraShield y me fue de maravilla.

Después de ese almuerzo delicioso decidimos hacer la caminata por la selva que fue mágica. Nuestro guía, Jorge, era de la cultura Tikuna y conocía la selva como la palma de su mano. Nos llevó en un recorrido de casi 2 horas y media por la selva parando cada 10 pasos a contarnos la historia de las plantas y de los árboles, de sus propiedades medicinales, nos habló de los animales y sus leyendas hasta que llegamos a un bejuco de donde nos lanzamos como Tarzán…jajaja. Caminamos un poco más hasta llegar a una quebrada en la parte de atrás de la reserva donde nos esperaba Don Manuel y su hijo en una canoa con motor para traernos nuevamente al río amazonas. Este fue el momento más mágico que tuve en el Amazonas. La navegada por esta quebrada, la energía, los sonidos, los colores, los olores, la quietud del momento… todo fue muy especial. Ninguno habló, yo me senté en la parte del frente de la canoa a meditar y lo que sentí fue magia. Saliendo de la quebrada llegamos a la desembocadura del río Amazonas donde nos recibió un atardecer increíble.

Llegamos con hambre, a comer delicioso, a pedir una botella de vino tinto y acostarnos temprano para nuestra aventura al día siguiente a Puerto Nariño, municipio colombiano certificado como destino turístico sostenible, donde el único carro que circula por decisión de la población es el de la basura! Me dormí feliz de saber que iba a conocer una comunidad tan consciente! ?♻️?????

COSAS QUE DEBES SABER DE CALANOA:

  • Calanoa está a 60 Km de Leticia, al lado del Parque Amacayacu. Para llegar, puedes tomar un bote privado, o los botes públicos, que toman 1 hora y media para llegar hasta Calanoa. El último bote público (los llaman “rápidos”, $55.000 por persona ida y vuelta $20 USD) del día sale a las 1:30 pm, así que si viajan en LAN desde Bogotá, llegan con tiempo suficiente para tomar el bote el mismo día. Avianca llega después de las 2:00pm. Si viajas en Avianca y quieres llegar a Calanoa el mismo día, la única opción es el bote privado a un costo de $300.000 ($100 USD) por ruta para dos personas. Si lo deseas Calanoa te coordina el traslado del aeropuerto a la reserva.
  • El plan incluye comidas y actividades de selva y río, por COP $310,000 por noche por persona ($105 USD)
    • Este valor incluye: Cabaña con vista al río Amazonas, (las cabañas tienen cada una dos habitaciones y un baño, hospedan hasta 5 personas de un mismo grupo) actividades, guías en español, transporte local, desayuno, almuerzo, cena, agua, té, café y seguro e impuestos.
    • Este valor no incluye: el transporte de Leticia a Calanoa, pero si todos los transportes y guía alrededor de la reserva. Almuerzo en Puerto Nariño no está incluido.
  • Los niños menores de 12 años tienen un 10% de descuento.
  • Lleva linterna o un celular para alumbrar de noche. En Calanoa tienen corriente de 3pm a 10pm.
  • Empaca un repelente bueno y uno que te puedas echar sobre la ropa ya que los sancudos atacan todo el tiempo.
  • Lleva protector solar y tennis. Ellos te prestan botas de caucho tallas 36 a 44.
  • Lleva cámara y GoPro.
  • Lleva todos tus artículos personales porque solo te dan papel higiénico y jabón de manos.
  • Ropa ligera, ojala de algodón, preferible de manga larga. Pantalones largos.
  • Sombrero, un poncho impermeable, por si llueve en las caminatas, es mejor que una chaqueta, que puede ser un poco caliente.
  • Medicamentos personales: en Calanoa hay botiquín para eventos comunes.
  • Trae un termo para el agua. Calanoa provee agua potable.
  • Algo de efectivo por si se antojan de artesanías, unas cervezas o propinas.
  • El costo de la estadía incluye todos los gastos de transporte local, guías y alimentación en Calanoa, jugos y agua potable. Hay cerveza a $5,000.
  • El plan de actividades se puede ajustar según tus intereses, o variar de acuerdo a las condiciones del clima ó nivel del río.
  • Caminata nocturna en la reserva. La selva de noche es muy diferente y se ven más animales.
  • En la mañana, caminata por la reserva hasta la quebrada Matamata, en límite con el Parque Natural Amacayacu, donde los recoge una canoa para regresar por agua a Calanoa (si el nivel del agua lo permite).
  • Visita a El Vergel, para un encuentro con un grupo de niños que está recuperando las danzas y cantos tradicionales Ticunas.
  • Visita a Mocagua, una comunidad indígena pintada con murales, parte de un proyecto de arte comunitario que promovimos nosotros. En la tarde, salida en bote a la margen peruana a ver delfines rosados y el atardecer desde el río.
  • Viaje en bote a San Martín de Amacayacu, y caminata por los campos de cultivo tradicionales y el bosque de la parte sur del Parque Amacayacu. En la tarde, pesca artesanal.
  • Desde Calanoa se puede visitar Puerto Nariño y el lago Tarapoto, en una actividad que toma un día. Puerto Nariño tiene un valor de entrada de $22,000 COP ($7.50 USD) por persona los cuales incluyen una entrada al museo y al mirador. El almuerzo en Puerto Nariño tiene un costo adicional ya que este actividad es opcional.
  • Una visita muy interesante es la Fundación Maicuchiga, un centro de rescate de micos huérfanos, que está cerca a Calanoa. La entrada tiene un costo de $30,000 COP persona ($10 USD).

PARA RESERVAR COMUNICATE CON:
Marlene
calanoa.amazonas@gmail.com
www.calanoaamazonas.com

COSAS QUE DEBES SABER DE LETICIA / AMAZONAS:

  • Un vuelo de Bogotá a Leticia vale más o menos $150 dólares (Lo compré 10 días antes de viajar).
  • Hoteles en Leticia cuestan entre $10 dólares durmiendo en hamaca desde $8.50 por persona.
  • A las 4 de la tarde a la plaza central llegan cientos de loros a dormir en los árboles y es un espectáculo verlos.
  • El viaje ida y regreso desde el puerto de Leticia en lancha hasta Calanoa costó $55,000 pesos (más o menos 20 USD).
  • Para la realización de las actividades eco-turísticas ten presente las siguientes temporadas:
    • De diciembre a marzo aguas en ascenso
    • En abril y mayo el río está en su máxima altura (época de invierno)
    • De junio a agosto aguas en descenso
    • De septiembre a noviembre (época de verano) muchos de sus espacios no son navegables

Para leer Colombia Part 3 Haz click aquí

Déjame tus comentarios después de las fotos!

Eventos

Be Upgradable; A Conscious Mens Circle

  • OUR SPACE: 253 NE 99 ST. Miami Shores FL, 33138

The Conscious Men's Circle is a group of men committed to supporting each other in living our purpose. It is a gathering…

Sound Bath at Our Space

  • 25
  • OUR SPACE: 253 NE 99 ST. Miami Shores FL, 33138

Every Wednesday, join @BeSoundful for a meditative savasana journey into sound. Come lay down, relax, and restore in t…

Sound Bath at Our Space

  • 25
  • OUR SPACE: 253 NE 99 ST. Miami Shores FL, 33138

Every Wednesday, join @BeSoundful for a meditative savasana journey into sound. Come lay down, relax, and restore in the…


VER TODOS LOS EVENTOS
magazine

inscríbete a nuestro mundo y recibirás nuestro mini curso BeConnected
 Aprenderás a meditar y aquietar la mente. ES GRATIS!

×

Busca en la pagina

×

Recibe nuestra meditación BE UPGRADABLE. Es Gratis!

×
×
×
loading